<< Página principal

BIOGRAFIA AUTORIZADA "SUBMARINO PIRATA"

Capítulo tercero:
Abismo y emersión.


Pero esos días claros y despejados, pronto comenzarían a oscurecerse y nublarse, a causa de problemas propios que invaden la vida de los artistas, sumergiéndolos cada vez más en las profundidades y tocando la puerta del abismo. Submarino Pirata se había convertido en una forma de vivir, de pensar y de actuar, talvez la falta de necesidad económica, quizás sentían que la fama conseguida podría ser suficiente. En lugar de seguir insistiendo para llegar a mejores logros. La agrupación parece decidir recluirse y perderse en vicios, durmiéndose en los pergaminos obtenidos; pero con la convicción de que lo tenían absolutamente todo.
Esto sin dudas, arrastro a Submarino Pirata a la confusión, y los constantes y repentinos cambios de animo, llevo a la banda a desconformidades y entre dichos, desencadenando la salida del cantante, de una forma lamentable. Durante un show en el cuarto moto-encuentro de Cañuelas, el sábado 25-08-2001, tras una fuerte discusión, seguida de golpes en el momento del show, Nahuel Franza se baja de las tablas, dejando a la banda sobre el escenario y sin cantante, Miguel toma posesión del micrófono y canta él durante todo el espectáculo. Nahuel desapareció para siempre.

La banda sugirió que era buena la ausencia de Nahuel, ya que no soportaban más su forma de cantar. Pensaron en su antiguo bajista y amigo, Gustavo (el vampiro) Basaldua, con quien seguían en contacto, se reunieron con el, con el fin de preguntarle por un cantante amigo y compañero de una antigua banda que conformaba entre otros ellos dos (Vieja Cosecha).
Gustavo le mostró unos videos de Vieja Cosecha donde estaba el cantante en cuestión, el cantaba temas propios, pero para sorpresa de Miguel, Norby, y Diego, también cantaba covers de Submarino Pirata, la banda lo decide de inmediato, contactarse con el lo mas pronto posible, de esta manera entra a la tripulación el nuevo vocalista Norman (Guchi) Ruker, la formación flamante aporto nuevas energías y Submarino Pirata comenzó su camino asía la superficie.
(Miguel, El Pulpo, Diego y Guchi).

Cinco meses después Guchi se sube a las tablas siendo parte de Submarino Pirata, en un PUB en Mar De Ajo llamado Nix el 20-01-2002. Submarino Pirata luego de grabar varios demos, decide entrar a estudio para grabar lo que sería su segundo disco, Quiero Romper Todo, en esta producción participó un sello discográfico chileno llamado Eva Music, que por error imprimen la tapa del disco con el nombre Quiero Romperlo Todo.

Esta formación genera mas de 25 recitales, pasando por varios púb a lo alto y a lo ancho de la provincia de Buenos Aires y capital federal, también fueron invitados a Rock al Campo en dos oportunidades, un festival que se hacía en Facundo Quiroga partido de Nueve de Julio, muy cerca de la pampa, donde fueron fervientemente recibidos y aceptado por un masivo publico y por los medios locales, también fueron tapa del diario 9 de Julio, y mencionados en el diario Tiempo, a causa de su destacada presentación. Hicieron 14 conciertos en el legendario Cemento y uno en Republica Cromañon, apadrinados por su gerenciador Omar Chaban y bancados por el sponsor oficial de Submarino Pirata licores argentinos New Style. En Cemento compartieron escenario con JAF, El Rifle Pandolfi entre otros artistas de primes nivel, también se presentaron en un boliche en Don Torcuato llamado El Bono junto a la banda Nativo (ex Rata Blanca y V8).
También hacen una gira por mas de 30 radios locales del este y el sur de la provincia de Buenos Aires.

Durante este período Submarino Pirata otra vez filma y edita varios videos más. Donde Estoy, Quiero Romper Todo y Ya Vas a Caer. Entre ellos se destaca Donde Estoy, que fue filmado nuevamente en el submarino ARA San Juan, se filmo tanto en Puerto Madero como en la Base Naval de Mar Del Plata división Comando de Submarinos. Experiencia que deja conexión para siempre cuando el Capitán de Fragata Tomas Merino y Comandante del ARA San Juan, le entrega a la banda una foto de la nave, dedicada, firmada y sellada por él, con el sello de la Armada Argentina.

La agrupación tomaba increíbles fuerzas, su carrera parecía no tener más interrupciones, el público aceptaba ya a Submarino Pirata como propio.

Leer el Capítulo Segundo: Segundo arranque, segunda caída... Leer el Capítulo Cuarto: La tragedia destroza la formación


Sitio Diseñado por 

By RCH
Sitio Diseñado Por RCH 1999/2020 * www.redcomser.com.ar